Las NFT y las finanzas: Una inmersión profunda en el nuevo mundo

Los tokens no fungibles (NFT) están llamados a cambiar la propiedad digital para siempre. La misma tecnología que permite a los artistas monetizar su obra creativa, como la pintura o la música, se utiliza ahora para racionalizar los activos financieros en el sector bancario.

¿Alguna vez has querido comprar una vivienda de alquiler? ¿Pero no podías permitirte una hipoteca? ¿No podías cambiar de ciudad? ¿Ni siquiera estás en Estados Unidos? Ahora puedes.

Empresas como RealT están transformando las propiedades inmobiliarias en NFT. Con la tokenización, una propiedad de 600.000 dólares puede ahora dividirse en miles de piezas más pequeñas en la cadena de bloques. Por tan sólo 50 dólares, los inversores de todo el mundo pueden ahora invertir en propiedades inmobiliarias de EE.UU. y cobrar pagos mensuales de alquiler por su inversión.

Esta división de los activos tradicionales se denomina fraccionamiento, y se puede realizar a través de las NFT.

Una nueva clase de activos

El fraccionamiento existe desde hace cientos de años: cuando compras una acción de TSLA, representa una propiedad fraccionada en la empresa.

Pero esto no ha sido posible para otras clases de inversión.

Al fraccionar los activos off-chain, como los bienes inmuebles o las materias primas, creamos una exposición mucho más disponible al reducir la barrera de entrada financiera. Entre otras muchas ventajas, esto permite un nuevo acceso a estas opciones de inversión para los mercados en desarrollo de todo el mundo.

El problema es que el envío de datos financieros a través de las fronteras es extremadamente burocrático, agotador y lento.

Entonces, ¿cómo podemos enviar datos financieros a través de las fronteras internacionales sin problemas?

NFTs sobre PDFs

La tokenización de los datos financieros es otra solución revolucionaria que permiten las NFT.

Durante mucho tiempo ha sido difícil transmitir los datos financieros a través de las fronteras internacionales por razones de confidencialidad, cumplimiento y privacidad. Desde las aprobaciones, pasando por los tiempos de procesamiento, hasta la integración de sistemas, se requiere una amplia intervención humana para trasladar un archivo PDF de una institución a otra, lo que a menudo lleva semanas o meses de proceso.

Aprovechando el concepto de tokenización, cualquier tipo de información, incluidos los documentos, las imágenes y los modelos 3D, puede obtener una identidad criptográficamente única que la separa de cualquier otro lote de datos, incluso si son idénticos. Esos tokens son entonces transferibles en la blockchain de forma segura y rápida (en cuestión de segundos) mediante un contrato inteligente.

Los contratos inteligentes son acuerdos predeterminados que definen cómo interactuarán los activos en la cadena de bloques. Se crean para mostrar la propiedad de las responsabilidades para el prometedor, y la propiedad de los beneficios para el prometido.

Por ejemplo, un contrato inteligente diseñado para transferir un documento financiero de una institución estadounidense a una canadiense incluiría detalles como las direcciones del remitente y del receptor, la hora y la fecha de la transacción, la naturaleza del contenido del token, etc.

Al eliminar la mayor parte de los intermediarios humanos de este flujo de procesos, preservamos unos resultados de mayor integridad, mitigamos el riesgo de contraparte y reducimos los tiempos de procesamiento de forma significativa.

Los beneficios que la tokenización podría presentar para la banca global y el procesamiento de pagos son inmensos.

El comienzo de un nuevo dilema

Aunque disponemos de la tecnología fundacional y los principios básicos para estas soluciones de NFT, aún queda mucho trabajo por hacer.

Llevar estos flujos de procesos a la realidad implica alterar los actuales sistemas tecnológicos utilizados por los bancos tradicionales. Integrar estas soluciones en nuestra infraestructura actual requerirá grandes cantidades de capital humano, una mayor educación para las instituciones menos innovadoras, así como la modernización de la normativa gubernamental actual.

Sin la debida diligencia en lo que respecta a la comprobación de la autenticidad en cada paso del flujo del proceso, la puesta en marcha de estos productos antes de tiempo podría causar un armagedón organizativo.

En cualquier caso, los beneficios de la tokenización digital en el sector bancario superarán con creces los riesgos. Y en algún momento del futuro, se producirá un gran renacimiento en la forma de gestionar el sector bancario.

x
x
x Thanks for creating a free account

Thanks for creating a free account! Check your email.